rolf

Encuentro

(a una desmemoriada)

 

 

Te miré en la distancia…

Hermosa sonrisa iluminando el día!

 

Caminabas con soltura, tu silueta en armonía;

Paso firme, pisar seguro; irradiabas lozanía!

 

Para mi, promesa segura de infinita alegría!

 

Nuestro encuentro auguraba muchos grandes beneficios:

Aquel abrazo deseado, la ardorosa caricia, el halago,

El  dicho amado, el dulzor de un beso robado!

 

Avanzabas con firmeza…

 

Y yo, ansioso de tanta dulzura, regodeaba mis sentidos

En tan fina tesitura.

 

Eterno y lánguido el tiempo corría; encadenado a él me sentía

Deseando la culminación de tan divina visión.

 

En lo recóndito, la piel ardiendo en deseo, encendida la pasión,

Nublados todos los sentidos esperando satisfacción,

Obligaron a mis ojos a cerrarse con gran ilusión.

 

Caminabas con soltura, sin impaciencias, sin premura…

 

Yo esperaba del encuentro pasiones, deseos, ternuras,

Abrigo para mis dolores, descanso al fin de mis temores

Paz y armonía en mi vida!

 

Cerrada la visión, encendidos los sentidos, atento a todos los sonidos

Me regodeaba ya en las mieles de los besos prometidos!

 

Más al abrir la visión, oh infeliz desilusión! amarga desdicha!

 

Sin observarme siquiera, en tu avance tan seguro,

Pasaste de largo a mi lado sin notar siquiera mi lamentable presencia;

Condena al olvido ya predicha!

 

Rolf

Febrero,14



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.