gatoconbotas_58

Cuentas pendientes



Debí darme cuenta antes
cuando te vi por primera vez,
debí suponer que me temblarían las piernas.
La noche se hizo para los amantes
y tú tan bella 
y tu mentón y tu boca
y el aire cálido entrando por la ventana.
Debí aprender de la luna
que bailando al mismo son que la tierra
nos muestra una única cara.
Debimos quitarnos las máscaras
y mirándonos a los ojos
llegar hasta esa diminuta distancia
donde los corazones se detienen
y los labios permanecen apretados.
Debí darme cuenta,
debí dejar el miedo y las razones de lado
y de una buena vez por todas
terminar nuestras cuentas pendientes.

Comentarios3

  • Maria Isabel Velasquez

    EL MIEDO ES UN MAL CONSEJERO DEL AMOR... UN GUSTO VOLVER A LEERTE
    BONITO DÍA
    ABRAZOS DTB

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa y grata ha sido la lectura de tus letras amigo
    Saludos de sincera amistad
    Críspulo el Hombre de la Rosa

  • PETALOS DE NOCHE

    Sabes, me gusta la forma en como le das fuerza a los detalles, es que dentro de uno, dos o tres versos dejas de trasfondo una imagen en la persona..., por ejemplo:

    "Debí darme cuenta antes
    cuando te vi por primera vez
    debí suponer que me temblarían las piernas"

    dejas una imagen en el lector de alguien que se sentía nervioso o le presionaba la timidez, aunque más adelante del poema aludiendo a las "máscaras" algo cambia, es como sí el hablante lírico se presentará como otra persona y la mujer hiciera lo mismo, dejando en claro que jamás se desnudarían la identidad ni mucho menos los sentimientos, y así aparentemente sucede, porque el hablante lírico siente una pérdida por algo que en el momento no le dio el coraje de hacer o de expresar, y pues ella tampoco lo hizo, se vieron y se miraron por un instante como dos des-conocidos, quizás sé conocían porque aludes a las cuentas pendientes, quizás algo en el pasado hizo que ustedes fueran dos desconocidos, y hubo un momento donde se encontrarían de nuevo, pero, el miedo, el temor y la confusión del orgullo por dignidad hizo que todo se perdiera...,

    en sí siento que el hablante lírico sufrió una pérdida,
    sabes, como que siempre tus poemas dicen de una pérdida,
    todas se parecen, todas son similares, todas,
    pero de algún modo aunque suene contradictorio con lo que razonó de que sea una pérdida de alguien que el hablante lírico amé como pareja, para mi no es a una persona desconocida, sino de alguien que hayas conocido toda tu vida..., desde el punto inicial de nacer..., es raro..., en fin...

    • gatoconbotas_58

      es raro, si, es raro porque no es fácil entender mis trasfondos, tal vez debiera yo "explicar" tantas y tantas cuestiones... una vez dejé escrito sobre las piedras angulares, si, lo recuerdo bien he iré a esa poesía mía apenas deje de escribir esta respuesta, es que las piedras angulares se refiere por ejemplo al mismísimo mentón afilado, un mentón que da inicio luego a los labios y la boca... debiera yo explicar la imaginación de ese amor que es conocido por siempre y sin embargo ambos "personajes" se cubren detrás de sus propias máscaras... este es un escrito que surge de alguna conversación mas actual y sin embargo ya fue casi imaginada en mi cuento "extraños en el tren", es que ESE cuento es TAN "amplio", es un "largo viaje" desde el interior mismo del escritor pasando por la imaginación pero que cuyos hechos fueron o serán, ocurrieron alguna vez o se soñó en el propio sueño de la otra parte... otra gran verdad es la repetición constante en mis letras acerca de la pérdida de un amor que nunca fue y por eso se perdió porque fue creado, imaginado, soñado pero el escritor siempre se da de bruces contra la rutina que hace imposible a la irrealidad donde uno sería seguramente mucho mas feliz.
      consultar sobre las máscaras: http://gatoconbotastelacuenta.blogspot.com.ar/2012/04/extranos-en-un-tren-decima-entrega.html
      http://gatoconbotastelacuenta.blogspot.com.ar/2011/12/virtual-anhelo.html
      consultar piedras angulares: http://gatoconbotastelacuenta.blogspot.com.ar/2012/01/soleado-y-su-sombra.html
      saludos y mil gracias por tu visita.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.