Benito Lucero

Extiéndeme la Mano

Extiéndeme la mano y convídame de tu luz tal vez entre los dos podamos aligerar esta cruz, y si acaso te sobra un sonrisa entrégamela a mí, me podría hacer muy feliz.

 

Y si mis ojos se apagan enciende una vela, reza una oración y si te sientes sola entona una canción sentirás que junto al tuyo también vibra mi corazón.

 

Y mientras haya esperanza abraza una ilusión y no te olvides nunca de alimentar el amor, y si sientes dudas antes de dar un paso, no olvides que el camino se hace caminando.

 

Extiéndeme la mano y hazme saber que aún existen motivos para mantener la fe, acércate y abrázame, si lo deseas a tú lado permaneceré.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.