ELISALDE

UN POEMA SIN FINAL

Hoy tus manos cargadas de amor

en otra piel al caer la noche

su pasión y ternura dejarán,

sin siquiera recordar ya

que en noches frías como esta

tu ardiente vientre deliraba

sobre el cuerpo mio desnudo.

 

Esto sucedía mientras pasaba ya la media noche

e insaciantes nuestros cuerpos sudorosos

agitados seguían haciendo el amor

destrozando en cada bezo el pudor

y abrazando con más deseo lo prohibido

dejando susurrar en nuestro oídos

un te amo que nacía en lo intimo del corazón.

 

De todo lo vivido son testigos esos días

que volaron en las alas de tu olvido

llevándose tu piel, tu sonrisa, tu mirada

también mi corazón y mis ilusiones

dejando oscuras y abismadas a mis noches

que para desahogar su tristeza

van recitando un poema sin final.

Comentarios2

  • marckory

    Una gran historia breve, gracias.

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosas y gratificantes son tus preciadas letras Elisalde
    Saludos de amitad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

    • ELISALDE

      gracias por tus palabras, me alientan la inspiración y es un honor recibirlas de ti.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.