Diaz Valero Alejandro José

La niña que veía la lluvia (Cuento con video)



Irissiri, una niña era,

que a sus nueve años,

desde una ventana cualquiera

miraba la lluvia en los tejados.

 

Cada tarde, al comenzar a llover

ella la lluvia contemplaba,

y a veces hasta sin querer

sus tristes ojos lloraban.

 

La madre de Irissiri creía

que su hija  la lluvia amaba,

porque ella no sabía

lo que la niña pensaba.

 

Irissiri miraba la lluvia caer

y nadie se daba cuenta,

que a ella lo que le gustaba ver,

era el final de la tormenta.

 

Al terminar el aguacero

sus ojos brillaban como soles

buscando en el ancho cielo

del arcoíris sus colores.

                                    

Y es que su gran encanto

eran esas franjas coloridas

que miraba largos ratos

hasta que desaparecían.

 

 Luego corriendo se marchaba

gratamente  complacida

llevando dentro del alma

esas franja coloridas.

 

 

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

 Derechos Registrados

Bajo el Nro. 55620214

Maracaibo Venezuela

Comentarios3

  • lyi roseblue

    Irissiri, una niña era,
    que a sus nueve años,
    desde una ventana cualquiera
    miraba la lluvia en los tejados.

    Al terminar el aguacero
    sus ojos brillaban como soles
    buscando en el ancho cielo
    del arcoíris sus colores.


    Luego corriendo se marchaba
    gratamente complacida
    llevando dentro del alma
    esas franja coloridas.

    woww!
    No te imaginas hasta donde me trasportaste
    querido amigo, me retrataste en mi niñes
    todavía, me encanta ver el azul cielo y el arco iris depues dela tormenta ( viene la calma = esperanza)
    : )

    Y dejas una reflexión y moraleja.
    al menos yo, así lo veo y siento,
    al leer entre lineas.
    Mis mas sinceras felicitaciones bello todo y el vídeo genial!
    abrazo forte : )


  • Beatriz Blanca

    Sorprendida estoy, no solo poeta es, también videos sabe hacer.
    ¡Mis felicitaciones!.

  • Xiomiry

    Que hermosura, mi buen amigo, típico de ti, eres todo un encanto.

    Me agrado el leerte, lograste alegrar mi alma, con ésos bellos colores del arcoiris de tu genial cuento.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.