CatBlack

Te escribo, como todos los días.

Te escribo hoy, que me encuentro en el auge de mi inspiración, donde sólo te encuentras tú y a unas cuantas letras yo.
Donde no cabe tiempo ni espacio medidos al infinito inverso entre tú y yo.
Tú y yo...
Qué hermosa se lee esta unión que en cinco letras conlleva a vida, muerte, dolor, felicidad, amor y odio.
Qué reducido espacio para tan ridículas realidades.
A veces quisiera cumplir mis promesas infantiles.
Sentarte en la luna y dejarte acariciar las estrellas.
Que puedas lanzarte a un puñado de suaves nubes contemplando los deseos del Sol por dormir más lento en el atardecer.
No sé, es sólo que quería escribirte esta vez sin describirte.
Sólo para recordarme lo mucho que te extraño y nos extraño incluidos en esas ridículas cinco letras.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosas y gratificantes son tus preciadas letras de amor
    Saludos de amitad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

    • CatBlack

      Muchísimas gracias por la atención. Es un gran detalle.
      Saludos igualmente n.n



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.