Matias Ezequiel

Recuerdo de un ángel sin rastro

Con ojos de alba, verdes y claros,

La piel suave y blanca de algodón,

Con sémolas que cubren su rostro,

El cabello rojizo y radiante de sol,

Con cejas estrechas de laberinto,

La boca delgada como un cerezo,

Con la voz de zorzal por domingo,

El recuerdo de un ángel sin rastro.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Grato poema amigo Matias
    saludos y amistad

    • Matias Ezequiel

      Muchas gracias amigo Crispulo, saludos de amistad.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.