Rafael Merida Cruz-Lascano

APATÍA

 

soneto

 

Hoy no me interesa desahogarme

ni fingir me que duele no me leas

poco me importa y aunque no me creas

de ese  rechazo no dejo abrazarme.

.

Ya viví  y no voy ni desesperarme

de muerte no interesa sus ideas

dejo a deriva todas mis tareas

sin enojo, sin negar ni enterarme.

.

No abras mi libro, sé tu indiferencia,

no  presentí estas letras pariría

siempre, casi  solo, aún con tu presencia.

.

Hoy “lo que  se” supe o antes sabía

deje en papeles, ¡Ho,  triste inocencia

ya todo se lo dejo a la Apatía!

 

 

 

Por Rafael Mérida Cruz-Lascano

“Hombre de Maíz 2009”

Guatemala. C. A. 

Comentarios2

  • mario mena mena

    Hay veces pasa eso, y entonces hay que tomarse una pausa, darle a comer al alma sustancitas, comida suave, uno que otro postrecito.

    Llevarla a pasear, hacer unas visitas, salir a comprarse algo, releer algún libro especial, sembrar una planta, caminar con el perro. Ser niño, y - a pesar que suele algo fresco - no tomársela muy en serio, que de todas formas nos iremos, y otros vendrán con las mismas preguntas al borde de la duda.

    • Rafael Merida Cruz-Lascano

      Gracias, Mario Mena Mena. Agradezco la visita y el comentario.
      A Dios Gracias, estas letra fueron solamente el fruto de la inspiración en la palabra APATÍA, éste soneto fue escrito en 2001.-

      Gracias.
      Rafael.-

    • El Hombre de la Rosa

      Muy placentera la lectura de tus letras amigo Rafael
      Saludos de Críspulo

      • Rafael Merida Cruz-Lascano

        Gracias, Críspulo Cortés Cortés. Agradezco la visita y el comentario.
        Gracias, éste soneto fue escrito en diciembre del año 2001.-

        Gracias.
        Rafael.-



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.