alcides rojas

Hechizo

Solo nos pasmará la mirada de Dios

Haremos el llanto

luego

bajo una luna invisible

caminaremos hacia ninguna parte

sin volver el rostro 

Pasan los que tienen hambre

giraron una llave que no debieron

 

Solo nos detendrá la mirada de un cíclope

La brisa seca las lágrimas

el lago comulga con mi vista

la muerte prepondera

los que no tienen camisa corren

   ante ellos soy luz y tiempo

algunos se van sin culpas

y no prodigan el último adiós

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa la lectura de tus gratificantes y hermosas letras amigo...
    Saludos de afecto y amistad...
    Críspulo el de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.