Daniel Manques

Como desaparecer un dia

Como desaparecer un día inesperado

Despertar una mañana, agarrar mi mochila,

Empacar mis ropas, montarlas al hombro,

En mi cabeza llevaría tantos anhelos y fantasías

Que no son precisas describirlas en estas líneas

Puesto que me llevaría la vida entera discernirlas.

 

En mis manos llevaría la harmonía

Mi violincillo, mi guitarra y mi charanguito

A un costado mi morralito, tan colmado de pajaritos

Esos que me hablan en la oreja, muy opuestos a los de la violeta

 Yo a veces escribo a tanta porfía sus quejas.

Ellos reclaman que yo soy de poca cuerda.

Ahora los callo que quiero viajar. Aquí voy a taparles mi torpeza

 

Llegaría  cargado de mi mismo a la pieza de mis padres:

Aquí estoy que ahora me voy.

Ellos no me entenderían, pero ya no hay más que decir

Padres yo de aquí me pierdo, yo voy a vivir

Ellos no me entenderían, pero yo a ellos sí.

 

Bajaría las escaleras con gran dicha, quebrantado

A la habitación de mí querido piano

Para pasar la mañana entera tocándolo y tocándolo

Se me acalambrarían las manos

No me quejaría, sería el último momento junto a mi amado

 

Mi meta seria el sur, recorrerlo con gran aptitud

Esquivaría valles y calles re-turisteados

Y me adentraría a conocer el chile que de tan poco se habla

Allí donde está la señora junto al viejo de ojos desconectados

En donde el sol no molesta en las mañanas

Y los perros no ladran porque alguien pasa

Allí donde buscar comida y dar las gracias. 

 

Las noches serian mi calvario estrellado

Sé que extrañaría cuando el lucero este en lo alto

Sé que mis pies a untad illas me dejarían por volver a mi viejo estado

Pero las ganas le ganarían porque es lo que mi alma está esperando

Consumirme de tener la nada

Consumirme por dejar el consumo innecesario  

 

Y viajaría donde mis manos hagan falta

A lavar los platos refinados de la monarquía aventurera

A servir sin ser prejuiciado con una surrealista sonrisa pintada en mí retrato

Porque prejuicios lamente aquí encerrado

Seria libre de pensar por quienes me tengan al cuidado

Luego viajaría donde mis cantos hagan falta

Donde la critica este por allí en lo alto

Fiero desgraciado a la realidad que se oculta en los balnearios

 

Ganas tendría de acurrucarme en la naturaleza

Y desde ese punto de vista gritarles con mucha fuerza

¡¡Aquí hay vida hijos de puta, aquí hay verdad,

Aquí hay de lo que tanto de apenan,

Aquí si existe la humanidad.!!    

 

Luego de eso me cansaría tanto

Y recordaría de vez en cuando

En donde dejé mi monopolista encanto

Ese que allí encerado deseaba tanto el oro

Ese que esperaba un reconocimiento humanitario

Quizás lo vea pasar junto a mi lado

Y no lo reconocería porque de eso yo me espanto.

Porque por el yo me quiero hacer un desaparecido humano.   



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.