MargaritaA

Carta de esperanza

Cada mañana al despertar un dolor cobijaba mis pensamientos
y la brisa escondía sus alas para poder calmar
ese susurro impetuoso y molesto de infelicidad;
una tarde calurosa con unas gotas muy esquivas
y esporádicas brotaban en mi, para aliviar ese desierto de fatalidad.
Me propuse doblegar mi rebeldía y dejar que
creciera la raíz de la esperanza
que se permite vislumbrar cuando las dificultades
generan fruto y el gozo se ve reflejado
en aceptar y mejorar las acciones que de una u otra manera
te hacen ser esquivo y huraño frente a los demás.
Se preguntaran quien la escribe y a quien va dirigida
solo puedo decir para la persona que este dispuesta a escuchar.

Comentarios2

  • EmiEli

    que bonito Margarita jamas debemos perder las esperanzas aun cuando el día se torne gris.

  • El Hombre de la Rosa

    Una gran muestra de tu arte poetico estimada Margarita
    Saludos de amistad...
    Críspulo El Hombre de la Rosa

    • MargaritaA

      Apreciado Hombre de la rosa muy agradecida por tu comentario un saludo cordial y pronto leer tus poemas lo que pasa soy nueva y me ha tomado tiempo entender como funciona la pagina saludos fraternales.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.