Raul Gonzaga

Grito de mi alma

Yerta y muy enferma se encuentra mi alma, 
Tan yerta que parece me abandona
 Siento que me estoy quedando vacío, 
Sólo cuerpo y piel, nada me aprisiona;


Escucho un grito, entre inmensa agonía,
Un grito en la niebla, la lontananza; 
Un grito que me hace palidecer,
Es grito interior: el grito de mi alma...

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Morir sin amor, en completo abandono, dejarnos marchitar paulatinamente como frutos olvidados; como hojas caídas que se rompen al pasar; morir sin sentir siquiera la caricia de la brisa matinal, es morir entre, no uno, sino mil gritos del alma...

  • El Hombre de la Rosa

    Escucho un grito, entre inmensa agonía,
    Un grito en la niebla, la lontananza;
    Un grito que me hace palidecer,
    Es grito interior: el grito de mi alma...

    Un genio borda tus letras estimado amigo
    Saludos de amistad

    • Raul Gonzaga

      Ni gran amigo Críspulo, El Hombre de la Rosa, gracias por tu gran amistad y por tus emulantes comentarios; saludos y un fuerte abrazo fraTERNAL...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.