dagarah

AMOR POR UNA MUJER


Me quise dormir en los laureles


Más no pude por amor…


Cabellos de oro fino


Cayendo sobre su piel,


Porcelana toda ella


Un racimo de miel.


-aquella tan bonita


No podía ser-


Me pude dormir en los laureles


Pero yo quise despertar…


Y soñar con ella


¡Suspiros de amar!


Viendo su boca roja


Tal como un clavel,


Sus manos de seda


Su cuerpo también.


-aquella tan bonita


No podía ser-


Me dormí en los laureles


Y con ella soñé,


Sus labios toqué…


Endulzando su mirada


Enamorado quedé,


Pues quise seguir soñando


Pero aquella tan bonita


No podía querer.

Comentarios2

  • kavanarudén

    Que bien hermano.
    Mucha inspiración en su poema.
    Hermosa figura se le ha presentado amigo que ha aumentado su fuerza y ganas de amar llevàndolo hasta soñar con ella. Hermoso sueño.

    Un fuerte abrazo y mil bendiciones.

    Kavi

  • El Hombre de la Rosa

    Me dormí en los laureles
    Y con ella soñé,
    Sus labios toqué…
    Endulzando su mirada
    Enamorado quedé,

    Una hermosa belleza de poema amigo
    Saludos y amistad




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.