luis garcia1994

Me convertí

Me convertí en cleptómano 

aquel que hurta frases sin entender como.

Me convertí en Hipódromo 

aquel que goza ver a un jinete sentado en un lomo.

Me convertí en plaza 

y pude comprender a la ignorancia en masa.

Me converti en esclavo de la esperanza,

Me converti en dueño de mis enseñanzas,

Me convertí en niño... 

para recordar mi infancia.

Me converti en ese ser que tú llenas de alabanzas

y entendí que solo acudes a mi 

cuando lo que tienes no te alcanza,

olvidando dar las gracias...

Me convertí en dinero 

porque sé que aunque lo niegues

me buscaras primero...

Me convertí en océano 

para enamorarme del viento 

mientras el sol nos mira sonriendo.

Me convertí en nintendo

y me senti como un ladrón,

en esa consola la cual dedicas horas

robandote lo mas preciado que es el tiempo...

Me convertí en sentimiento 

aferrandome al amor

combinación tan fuerte que el corazón emite

y que atraviesa a la muerte en un momento...

Me convertí en cuaderno

porque sea lo que en mi escribas

lo volveré eterno.

Me convertí en infierno

y odie tanto al paraiso 

que sin pensar en él no duermo...

Me convertí en poesia 

aquel que en ti expresa 

toda su melancolia

y no puede vivir sin sentir su armonia,

esperando que allí estés

cuando me convierta en eso que repudie

algún día. 


 

Comentarios3

  • eternopoeta

    tu poema es maravilloso, me gusto mucho,
    gracias por compartirlo amigo.

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tu gran poema surrealista amigo
    Saludos de sincera amistad
    Críspulo el Hombre de la Rosa

  • Estefania3brillar

    Un gusto leerlo, el maquillaje de la realidad, saludos y bendiciones tambien para tí



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.