Ludvaldo

SONETO AL IMPERIO

Imperio por Iberia compartido
con la marcial y pálida Alemania,
tú frenaste del turco la vesania
y por Lutero el tósigo vertido,
 
ya que el Padre, de cólera encendido,
castigó con tus armas tanta insania
dándole así tamaña gloria a Hispania
y al brazo de Germania no escindido.

Uniste al oriental el hemisferio
por el que el Sol declina, de los mares
rompiste las barreras, el misterio

del orbe disipaste, y a millares
de gentes, en tu sacro ministerio,

llevaste del Señor a los altares.


Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Son gratificantes y hermosos tus geniales versos amigo Ludvaldo...
    Muy preciado leerte...
    Saludos de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...


  • Ludvaldo

    Muchas gracias, Hombre de la Rosa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.