Donaciano Bueno

El primer beso

Te quise en el verde pino

junto al angosto sendero,

aquel estrecho camino

donde este pordiosero,

trémulo, te dio un te quiero

y un beso de tu boquita

inocente y chiquitita

te robó siendo el primero.

¡qué sensación tan bonita,

del placer casi me muero!

 

Luego el segundo, el tercero,

vino el cuarto y hasta el quinto

y ya en ese laberinto

comenzó mi desespero.

No quise ser traicionero

ni abusar de tu presencia.

Y es así que en una ausencia

me di el piro. Soy sincero.

No pretendí hacerte daño,

ser tu primer desengaño

ni traicionar tu inocencia.

 

Si este verso a tu presencia

llega por mor del azar

sólo te pido indulgencia,

por no llevarte al altar

y no darte explicaciones.

Del corazón las razones

no se pueden explicar.

Mas para compensar

lo feliz que a mi me hiciste,

constancia quiero dejar

que aquel beso que me diste

nunca he podido olvidar.

Gracias te vengo aquí a dar

¡ojala que no estés triste!

y me sepas perdonar.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Genial la lectura de tus gratificantes versos amigo Donacianp Bueno
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.