Voz Infinita

Ni la muerte te salva.



El alma más oscura perturbo una infancia inocente.

El alma más oscura lastimo una vida que empieza a florecer.

…Mil preguntas sin respuesta…

 

No hay bestia que te gane en crueldad; pero para tu desgracia, no existe ni existirá una fiera salvaje que pueda siquiera igualar la manera en que te hare pagar.

 

Llevo ponzoña a flor de piel, voy a hacer que te revuelques como caracol en sal y no te va a alcanzar la vida para pagar; te arrepentirás, te arrepentirás tanto que tu propia muerte desearas.

 

Nunca imaginaste en lo que el dolor me podía transformar. Te arrastraré al infierno para mostrarte como el diablo me tiene miedo. No sé que llevo en el corazón porque el odio se queda corto para tal descripción, en mis venas corre el veneno más letal y te juro que de mi no vas a escapar.

 

Te hare inmortal para que perpetuamente cumplas la condena impuesta. Tengo preparados para ti mil colmillos con los cuales te he de devorar, sentirás como se desgarra tu piel y como cada musculo y coyuntura se muelen lenta, eterna y dolorosamente.

 

Me vuelvo monstro, me vuelvo viento… Voy a tu cama, muere de miedo.

Me vuelvo monstro, me vuelvo viento… Y ni la muerte te salva de esto…

 

 

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Tus hermosas letras amiga Dea hacen gratificante la lectura de tu bello poema...
    Un saludo cordial de amistad...
    Críspulo el de la Rosa...

    • Voz Infinita

      Muchas gracias. Besos.

    • Ayelén

      Lindo poema, saluditos. ayelén.

      • Voz Infinita

        Gracias guapa.

      • jaquemate

        que miedo Dea... sobre todo a esta hora jeje. Está lindo tu poema... crudo, amenazante pero creativos versos, eso es lo que importa.

        • Voz Infinita

          Jajaja!!! Si te da miedo no salgas de noche, miraq por este portal se aparece una bruja irreverente. Jejeje.

          • jaquemate

            menos mal que ahorita debe estar celebrando uno mas de sus abriles jaja.

          • Hay 3 comentarios más



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.