giuseppe de domenico

tacito secreto

te recuerdo en mi boca , aqui un beso me llega sin ti , como uva esperando , fermenta atras  mi sangre ,
como vino recien nacido . flotando sobre un lago cae mi llanto callado, sostenendome en tu vientre virgen , me tienes en una vida
que ignoro. en esta ternura  de madre parece que un eterno incesto no se acaba. tacitos mis respiros dan aliento a tu pecho que tiene leche de luna.
te perdonare el dono de darme la vida hubiera pero querido quedarme un ingravido secreto. desnudo apretado en tus brazos derramaste un prodigio  y yo fugitivo  permanecia
aferrate prundetemente a mi para que yo pueda sentir en mi mano una caricia sin interrumpir la tregua que dispierde un latido .
suavemente dividida entre de mi  mismo, aun nos une el ombligo  que nunca termino de alimentarme con inocente adulterio que me obligo a nacer penetrando mi cuerpo en el tuyo.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.