Lilia Quituisaca-Samaniego (Lilivi)

Singular aviso


Convirtiendo la imaginación que despierta,
existencia amilanada,
sin demostración definida -continua realidad.  


No me detengo a mencionar sentencias,
cuando te pierdes en el silencio más obvio,
como respuesta a un singular sentimiento. 

Oh!, cuando te miro sonreír -dulce encanto.  


¿Tiempos difíciles? Inexistentes contigo,
un beso, un abrazo -tus palabras...,
pregón reiterativo como antesala indomable.  


Así, nos comportamos, cuál improvisada aceptación,
será que antes de todo esto, ¿estuvimos Tu y Yo?
Dejando pendiente una estructurada decisión...


Autor: Lilia Quituisaca Samaniego

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Un placer pasar por tus hermosas y bellas letras amiga Lilia
    Saludos de amistad
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.