Jose Adolfo

Tatuaje de la vida

Al otro lado

 

bendito Rio

 

oye a tu desnudez

 

dueña del sueño

 

Orgasmos

 

en infinitos recuerdos

 

cada palpitar

 

estremece pensamientos

 

una discreta humedad

 

delata tristezas

 

el ocaso hace lo propio

 

los pescadores

 

ahogan sus penas

 

va quedando en soledad

 

la sombra del puente

 

hasta la quietud del cansancio

 

Siempre estaras

 

en el tatuaje de la vida

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Un placer pasar por tus hermosas y bellas letras amigo Poeta de las Autopias
    Saludos de amistad
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.