Aarón Araiza

ENCUENTRO DEPRIMIDO

En la misma cama estuvieron soñando,

aquellos dos culpables,

que dejaron llevar el deseó arrastrando,

al álamo de los nobles.

 

Dichas de pureza, pecado y perversión,

que desató el encuentro,

esperado durante días, con devoción,

una obra de teatro.

 

Dos cuerpos maduros desnudos,

formado uno sólo

apretando la codicia en nudos,

del encuentro casual sin fondo.

 

Tal vez volverá el ansia de verse,

tal vez se topen,

tal vez no llegarán a besarse,

tal vez nunca se rosen.

 

La pasión fue la testigo del oficio

dónde por momentos rieron

bajo las cobijas del silencio

cuando terminaron sufrieron.

 

UN AMICO

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tus bellas letras preciado compañero y poeta amigo Aaron Ariza...
    Saludos de Críspulo el de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.