L. Roberto M. Uriostegui

Solamente bastó

Cuando el brillo de tus ojos vi

absorto en tu mirada quedé,

al tiempo y la distancia reté,

aunque sé... apenas te conocí.

 

Y si difícil es estar junto a ti,

vendrá, la dichosa muerte que me espera,

como el misterio que me encierra,

lentamente, lejos de ti, aquí.

 

Mirada tras mirada me pregunto 

¿En dónde estás niña adorada?

y mientras te busco en mi mirada

encuentro solamente tu voz... canora.

 

¿Y cómo le explico a todo mundo, amor,

que el cariño a prima facie puede existir?

que no es efimero, aunque haya que sufrir

y no importa como sea, mientras sea amor.

--------------------0--------------------

Solamente bastó ver tus ojos, oír tu voz

sentirte cerca bailar y reir los dos,

navegar en tu mirada

solamente me bastó.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.