giuseppe de domenico

tenia una gota que crecio hasta ser llanto

el cielo  cueva la luna de fragil estatura hecha de luz nupcial,  arrastra su cola trasparente de esposa triste,como una sombra  en una noche de miel de ebano. se reparta un vuelo violento de estrellas decoradas con oceanos que tenian limites en la tierra. el agua lunar moja los crimenes del viento acumulando las fatigas de las hojas que se extenden como lagos palidos. la lluvia nace donde he origen las lagrimas, yo tenia una gota que se levanto hasta ser llanto que no conmovia ninguna tregua ,asi turbadas las olas cuidadosamente  continuaban  el martirio antiguo donde  gargantas de aguas rugian como  leones fragiles, hechos de plumas liquidas,  combatian en una arena feroce. no hilaban oro los rayos helados que se anudaban como anillos entre los arboles  contornando con tintas asustadas tristes decisiones. una marea tiene  un sussuro de sal , que oigo cuando me niego al silencio , sube hasta ser extraida haciendola mia como crecimiento inmenso de una gota que dejaste caer  conmigo, como una lagrima enterrada ahora florece desde el mar y me acerca mas  hasta tu soledad natural. 

Comentarios1

  • Josue sz

    Generas versos muy lindos y puros, pero siento que le falta un poco de acomodo, o algo asi.
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.