Hugo Aaron

La historia de una semilla

Ha llegado muy abajo, al fondo entre la nada

ha descendido al sitio de las sombras densas

este es el punto potente del final, la debilidad
cuando las fibras se resquebrajan y se anulan
su forma se dejó a si misma en la confusión de la tormenta
perdiendo la noción del todo
este vacío deformado toca la angustia de las piedras
desintegrada en putrefacción que muerde y amenaza
con veneno de absoluta ausencia

 

El pasado volvió a susurrar entre las voces,
un vago recuerdo de su primer esencia
haber sido una estrella de esta gloria:
¡Perfección con pétalos verdes,
escultura majestuosa
simétrica, armónica y hecha de eternidad!
creciente ramificación de una explosión lenta y sublime.
Era parte del rugido estruendoso de la perfección
eco de la pisada de aquella canción
cálida y abrazadora
La sabia le había formado al extenderse las extremidades
el paisaje complejo feroz y dulce del cuerpo que le crea,
era un fruto brillante bajo el vuelo de las aves.

 

¡ Ay pequeña perfección desprogramada y esclava!
¡te has roto y rozas el vestido del final!
enlazada al frío a la ausencia de toda claridad
oyes tu entrecortada respiración tortuosa
en silencio progresivo, en posición fetal estás lejana
retorcida en tu cruz de humedad ahogante
en lo mas mínimo agotada recitando los restos
de palabras que aun quedan firmes
y ya vacía, rendida y oscurecida invocas
en angosta oscuridad inicua: la fe de la luz

 

Del imposible, del estertor nace un milagro
de la última respiración brota un puño
una furia enardecida de esperanza creciente
Profundo deseo por sentir que el sol te abraza
ves lo invisible, sientes lo impalpable
persigues el futuro es el retorno al primer Eden.
Timidamente y frágil una pequeñita hoja
sale al aire exhausta y feliz
ella aprende a soñar con ser un bosque.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa y preciada ha sido la lectura de tus letras amigo Hugo
    Saludos de sincero afecto de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.