Simon Rodriguez

OTRA VEZ TE QUIERO EN. VIEN

 

Otra vez.
A recorrer caminos
Otra vez
los zapatos en la lluvia
el arco iris en la frente
Y mil esperanzas a lomo de alucinado

Otra vez
tratando de agarrar océanos
con la mano
con el pulso
con la sola presencia marginada.

Otra vez
con la voz y el fardo
de lápices y sueños
tratando de llegar a la otra orilla.

Otra vez
hueso y mineral tomados de la mano
Ah, manos Águilas y manos aves
ambas para enfrentar al mágico vuelo
y al rabo del cometa
entusiasmado.

Otra vez
dejando el candil en media puerta
Para qué reciba el viento de la nada
y entré por ella el pan de la mañana
en el largo andar de las pisadas.

Otra vez
llega el poeta
el que encendió sus naves
en el puerto más corto de su angustia.
el que no quiso ser día ni candado,
el que siendo dueño de todos los jardines
Se entregó a dormir en una sonrisa
y entre los labios de una mujer y un amor
Locura de poeta.

Sin ir más lejos
sin tratar de detener el sol o derribarlo
sin querer ser el mismo cóndor en la noche
ni la fragua de la palabra en la tormenta,
Sin querer llegar a la brisa que canta siendo huérfana
sin querer estar donde los relojes se duermen por cansancio
El poeta sueña que sueña duerme que duerme
pensando en su único y lírico amor
El poeta se ha comprado una guitarra
y a vuelto a ser la melodía
del barco que se aleja.

Ah, poeta vaso y vino sin horarios
Por ti vuelve el hombre
a recoger su lápices y escribir sus sueños
y como quien recoge luceros encantados
y los va depositando en la puerta de tu corazón
También tu riegas
la felicidad de ser.
Y luego te mueres
en el propio río de la tarde

Mujer quien te trajo?
Para encender corazones y después dejar miserias.
Quien te invito al banquete de los que sí saben Amar
si antes de ti y después de ti
pues nada era cierto
Contigo se fructifico la hoguera
y la luz se hizo horario
De cristales:

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa y preciada ha sido la lectura de tu grato poema amigo Eduardo
    Saludos de sincero afecto de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.