Deactum

Mar de sed

Vaya encuentro
lento y hostil
fresco y renuente
cual arena en la playa


Cuidadoso embrujo
que envuelve mis letras
y de nuevo el viento
y de nuevo el azúcar

 

Cambiar como hoja de otoño
sucumbir en la tierra y renacer,
tridente de vida
como el de Neptuno
que con mar acaricia su alma
que con amor disfruta su vida
 

Al controlar cual marea,
revives nostalgia
encerrada y gozoza
de saberte aquí


Agua, alboroto
y de pronto música
vaciando mis sones
te he recordado
 

Tú, besada y distante
supones ahínco y frenesí
tú vida y la mía
que distante ciudad,
maligno recuerdo
me pone a temblar
y tu risa regresa
y tu edad me fascina,
mujer estremecida,
temblorosa, febril

 

Envuélveme en tus olas
de ruido
de peligroso encuentro,
imagina
que siempre estuve ahí
 

Comentarios2

  • Paco Jose Gonzalez

    Un poema muy conseguido, me ha gustado.

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa y preciada ha sido la lectura de tu grato poema amigo Dragón Negro
    Saludos de sincero afecto de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.