Hugo Emilio Ocanto

La lluvia ha cesado, y tú regresaste (Poema)

Sentado sobre un sillón,

dormido me quedé,

con un rosario entre mis manos.

Tú abriste la puerta de casa

con tu propia llave.

Me habías comentado

que la habías tirado.

No me habías dicho la verdad.

Pero qué importancia

tiene en mi vida,

una piadosa mentira.

Has regresado,

y esto es lo importante.

Me desperté en el momento

que retiraste de mis manos

el rosario...al que recé

toda la madrugada,

pidiendo por tu perdón

y tu regreso.

Nada nos dijimos.

Ni una sola palabra.

Tomaste mis manos

entre las tuyas,

nos miramos

sin dejar de hacerlo.

Nos abrazamos,

nos dimos un beso en los labios.

Sentí renacer...deseos

de seguir viviendo.

Y mi llanto y el tuyo,

se unieron hasta convertirse

en uno solo.

Derechos reservados del autor (Hugo Emilio Ocanto -30/01/2014)




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.