Donaciano Bueno

La ciudad dormida

Ciudad teñida de añil, de citas huera,
de calles amordazadas sin consuelo
¿quién te ha dormido, por qué el viento
no anda ya pululando en tus aceras?

 

Ni tan siquiera se oyen ya tus plañideras
desplegando sus oráculos al cielo.
Sólo el silencio respira en un lamento
junto al aura dormitando prisioneras.

 

Un grito ¿quién ha osado? ¿quién lo pega?
ese chillido que brama rebotando al infinito,
¡maldito tu y siempre tu serás maldito!
¡que se vaya de una vez a las afueras!

 

Dejen sonámbulas suspirar a las acacias
desfilando por los aburridos arrabales,
de puntillas va la ausencia dando gracias,
la noche ya llegó y se cubrió de chales.

Comentarios3

  • Paco Jose Gonzalez

    Tengo uno parecido,me ha encantado.

    • Donaciano Bueno

      Gracias Paco. Todos hemos sentido alguna vez las sensaciones de una ciudad desierta cuando todo el mundo duerme a eso de las tres de la mañana.

      • Paco Jose Gonzalez

        Así es.

      • El Hombre de la Rosa

        Grata la lectura de tu rimar y versar en tus geniales letras amigo Donaciano Bueno...
        Saludos de tu amigo Críspulo...

        • Donaciano Bueno

          Gracias polifacético amigo Críspulo por tu comentario

        • Enrique del Nilo

          Yo la he sentido
          con todo el gentío
          deambulando tras la vida
          o tras la muerte quién sabría

          Excelente venir a leerte
          y gracias por la deferencia
          de llegar hasta mi
          y colgarme una estrella

          • Donaciano Bueno

            No lo hago por cumplido. Me gusta la rima y la musicalidad de tus versos al estilo clásico, como es normal, unos más que otros. Saludos



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.