Benedetti

Mi país es una niebla

Aquí no nos queda más

Que buscarnos unos a los otros

O ir toqueteando mansamente

La obscuridad sin reconocer rostros.

 

Esta niebla, que más bien es tiniebla

No deja ver si es dios a quien toco

O si son a los que buscan que no tienen

Ni cuerpo ni rostro.

 

No queda más

Que llevar una mano en

Busca de libertad y

Otra en busca de algo

O más bien alguien con

Quien contar o con quien apoyarnos

 

Pero esto no es así

Los cielos están plenamente

Sucios o negros de tanta

Tristeza

Y que digo de los mares o de

Las calles

Que siempre están llenos de sangre

Y de cuerpos de personas

Que a simple vista uno dice:

Quien sabe

Pero que siempre están

Hartos de lloronas o de las que

Llamo viudas

Con algo que contar,

Y sé que solo  cuentan con

Nada más que llanto.

 

Cierta calle que yo cruzaba

Al dar vuelta en su esquina

Está llena de soledad, sin

La muchacha por la que yo vivía,

Y solo dice:

Aquí yace Martina o lo que

Queda de Matilda.

Porque lo que es mi país se ha

Convertido en una triste

Tumba clandestina que dice:

Aquí yace Martina

Matilda

Y Benedetti

A pero sin nadie que

Nos traiga una humilde florecilla…

©Benedetti (Joseph Cernuda) 

Comentarios1

  • santos castro checa

    ¡Realisticamente impactànte! ¡una cruda realidad! ¡sublime creaciòn, amigo Benedetti!

    Rudavall

    • Benedetti

      Gracias por comentar amigo, saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.