raíces fuertes y perenes

Amando.

Me gustas, te quiero, te amo, te…

mmmm.. ¿que? Que rico, que ricoo, que ricooo, que...

es, como si me lo dijeras y te lo dijera

… me lo dijeras y te lo dijera

… dijeras y dijera…

y de momento, se pierde el momento

de quien dice a quien.

 

 

No hay sentido,

en buscar sentido de esta comunicación.

“Comunicación.”

Necesita de al menos dos, pero esto.

¿Puede seguirse nombrando así?

“Comunicación.”

De común, tiene mucho.

Pero…

Como de momento, se pierde el momento,

a veces no, nos enteramos, cuando paso el momento,

en el que me gustas, en el que me asustas,

en el que,

lo que no permitia esto, se integro,

en el que pasan montones de hechos,

en el que lo único claro es… que estamos.

¿Estamos?

De si estamos juntos, ni hablar, no se puede hablar en plural.

De montones de momentos esta hecho este caminar, el único cierto es el que esta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.