RICARDO ALVAREZ

1- PARALELOS DE TUS LÍNEAS- 2- CITADINOS

1- PARALELOS DE TUS LÍNEAS

 

El sendero avanza en la realidad

grávida,

en la luz que sostiene el calor de las sabanas,

La ventana es la escultura del viento

que sopla el cuerpo vivo

en el desliz

de mi amada que renace en el espejo

del agua

con espeso follajes de pestañas/

 

Me desvanezco entre sus parpados

en las mariposas que sobrevuelan

los pliegues de sus llamas,

mariposas que van al fuego

de la muerte,

en la envuelta sombra

persiguen la flor de su forma/

.

Crea su edilicia simetría

en el pasaje del invento.

La luz es solo tiempo de paso en los

frutos de su cuerpo

que detienen el impulso de las ráfagas,

 

Mujer descalza,

niña con pies de agua,

cántaro de mis entrañas,

dame de tu copa doblada

la transfusión necesaria

de polen ruido y úngelo

en mis labios con tu boca justa

que reinventó el juego de la lengua/

 

Con la manos invisibles

y en vela entra en mi boca quieta,

como una chimenea de muro indefensa

contra el humo que se esfuma por tus poros.

 

Por tu vestido oscuro se menean

los racimos preñados en nuestra vendimia.

En tus puertos se ocultan largas leguas

donde alimentaste mi boca de amarillos copos

y como un agua viva en su siesta

me heredaste los paralelos de tus líneas

fundidos en mi cuerpo/

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

 ------------------------------------------------------------------------------------------

2- CITADINOS

 

 

Escucho la respiración

en el hueco del aire,

voces de rabia estridente,

espacios de huellas que se borran,

en las aristas de los rostro hay neurosis.

 

El beso es una distocia de mensura

que planea sin tacto

el espacio de la simbiosis.

La ciudad candente

un avispero agitado que

explota sus humos fantasmas

en el dolor del pie que golpea al asfalto.

Ciudad mega infierno,

eco de sangre

se cruzan en semáforos

de abismos y cenizas...

 

Anónimos deambulan

cruje la desierta soledad

en ojos que no se miran/

Catetos de móvil yeso en bullicio constante

ocultan el dolor en el sino del silencio/

 

Pasos y pasos inertes

se adormecen,

gente insomne huye de la palabra

fugitiva que los hiere hasta

el colapso de la costilla.

Si este es el suplicio cosmopolita

donde duelen la propias penas

y no las ajenas…

Quien tendrá una soga de luz

a ese destino sombrío

tan larga como hiedra de paraíso

o subirán Dantescas escaleras

consolándose gélidos en el último piso/

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

Comentarios1

  • Ayelén

    Muy lindo poema, saluditos, Ayelén.

    • RICARDO ALVAREZ

      gracias ayelén. mis saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.