Neptuno

Mi perdición

En una noche larga,

Donde la voluntad es rehén,

La Luna empieza a burlarse,

Por todo aquello que ve.

***

Tu cuerpo luce salvaje,

Con ganas de florecer,

Tu color blanco provoca,

Sabor de intenso placer,

Siempre serás mi perdición.

***

Y entonces empieza la fiesta,

Calmando toda mi sed,

De pronto la angustia saluda,

Producto de tu perversión.

***

Finalmente el sol aparece,

Poniendo punto final,

A una noche larga,

De pecado, exceso y placer.

Comentarios1

  • Margarita Dimartino de Paoli

    LA NOCHE ES CULPABLE DE TANTOS SENTIMIENTOS TAN BIEN EXPRESADOS.-

    EL DÍA TRAE SOSIEGO Y UNO EMPIEZA A PENSAR.-

    UN CARIÑO A LA DISTANCIA.-

    MARGARITA

    • Neptuno

      Gracias por tu lectura, te envio un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.