santiago calderon

Reencuentro...

Solo quiero hablarte acompañado de un café amargo

Y la tiniebla de la noche arropándonos.

Solo quiero hablarte, talvez, y si me atrevo

Y me quito un par de inhibiciones de encima

Eche a andar sobre tu cuerpo una mirada desnuda

Dejando atrás los pudores que se crearon

En la distancia de nuestros cuerpos.

 

No creí volver a verte; sabia de este encuentro

Pero no creí volver a verte

O al menos no así tan intacta, limpia,

Con la claridad de los ángeles en tus mejillas,

Y la frescura de enero en tu piel.

Mas no creí volver a verte aun sabiendo que te iba a ver.

Pero te vi y más que verte fue lo que vino con tu imagen

Pantano de miel,

Lo que vino con tu risa; verdes campos renacidos,

Inmensidad de la nada.

¿Qué ojos reconocí tras esos cristales iluminados

Pan de mis días.

Y tu boca en la que me construí

Pues en tu boca esta la mitad de lo que soy.

En tu sexo; trinidad perenne, suave como nuestras mañanas

De sol de fuego y pasión de seda

Pero te vi y ahora quiero hablarte, solo hablarte

Y si me atrevo y me quito un par de inhibiciones

De esas que se crearon con el andar del tiempo

Talvez te sorprenda de un momento a otro

Con un tímido te quiero.

Comentarios2

  • PETALOS DE NOCHE

    Tu poema es como una muralla,

    Será por la timidez del hablante lírico a su amada o amiga, lo será?

    Sabes me gusta tu cualidad de observación, de evidenciar detalles con imágenes literarias o figuras, para quien las usa, imagina el poema como sí estuviera leyendo las páginas de un libro..., sé que no es prosa, pero tu poema, lo imagine según el retrato que expresaste y las lagunas mentales que entre vaivén deshizo el miedo en el hablante para decirle un "te quiero" es interesante derribar una muralla cierto...

    Buen poema...!!!

  • Ayelén

    Muy lindo, saluditos. Ayelén.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.