hominona

ESTO QUE EXISTE ENTRE LOS DOS

 

Horas de tertulia hemos logrado,

mensajes amorosos nos hemos enviado,

y hasta un sueño, e planificado.

 

Todo comenzó sin desvarío, una amistad sin malentendidos,

interminables tardes compartidas como dos amigos

en los que cariño, sólo había existido.

 

Conversaciones agradables, fuimos entablando

Mientras, pequeñas miradas se me iban escapando,

Inocentes el uno del otro de lo que iba aflorando,

continuábamos conversando.

De mi vida, de mis tristezas te iba contando,

de las tuyas también me habías conversado,

y como grandes amigos nos quedábamos escuchando.

 

Clases de peleas, amoríos y traiciones

me estabas dando,

mientras yo escuchaba y veía

lo mucho que mi amiga sabía.

Supongo, que ignorabas,

La admiración que por ti,

en mí crecía.

 

Para mí, la tarde lento transcurría

si junto a mí no escribías.

“hola, cómo vas?” yo te decía,

sólo para ver si tu aún me atendías.

Hasta ese momento, cariño y admiración yo sentía,

pero un día de mis tardes te ausentarías

para poner de manifiesto, lo que este niño por ti sentía.

 

Fueron días largos y desolados

sin poder estar a tu lado,

hasta que con tu acostumbrada felicidad,

 Por ese barrio, que ya por semanas yo había extrañado,

te vi andando.

Entonces en mi corazón pasó algo,

que aún no aclaro, no entiendo como ese cariño,

se pudo convertir en un pecado.

Mis ojos se iluminaron,

Cuando tus labios mis mejillas tocaron,

Y mis manos sudaron

Cuando te sentaste a conversar a mi lado.

 

Horas de tertulia hemos logrado,

mensajes amorosos nos hemos enviado,

y hasta un sueño, e planificado.

 

Un día, sin más ni más,

queriendo obviar

 las circunstancias que desde que te conozco te han rodeado,

Quise tenerte más cerca de mi lado, porque ahora esas tardes pasarían a ser del pasado.

Y continuaba anhelando

una comunicación más amena en la que estemos librados,

de toda presión por la que nos sintamos tildados.

Entonces, un inocente mensaje

comencé por enviarte,

Y tú, tan amable como siempre contestaste

Y entre palabras y risas

Respondiste a mis llamados.

Que si tú, que si yo,

de todo estuvimos hablando,

Con frecuencia y no con tanto,

siempre nos estuvimos comunicando,

hasta que un día, el momento de tener algo nuestro estuvimos tratando.

 

Soñadores, ilusos, coquetos, no sé a qué estábamos jugando,

Sólo sé que yo a una Xxxx Xxxxxxx ya estaba aguardando.

Y en tardes aburridas yo, viejas conversaciones me las paso recordando.

Nuestra extraña amistad y técnicas de seducción

tras una pantalla se fueron dando,

Mientras yo, de mi trabajo y soledad me voy agotando.

 

No sé si la historia que nos acompaña

Ya nos tenga la felicidad preparada,

No sé si vale tanto para que yo a esta amistad deba irla guardando,

Que al coqueteo y a las insinuaciones tenga que comenzarlas disfrutando.

Sólo sé y sólo sé, mi gran amiga, mi oculto amor

que de intentar esta oportunidad, mucho amor, yo te estare dando.

 

Sin miedos, yo me voy enfrentando a lo que hoy por ti siento,

y ten por seguro, que eso que haces lo estas logrando

y día a día me está asegurando y con certeza os digo

me has ENAMORADO.

 

Con mucho cariño mi flakt eterna.

Pronto creo que diré dos palabras diferentes a un

TE QUIERO



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.