Javi Jimenez

Destino

Como quisiera ser serpiente, para cambiar de piel 
Y borrar las huellas de tus manos, 
Quiero rasgar mi boca y así no sentir tus labios.
Como a Cristo me negaste y no solo tres veces.
Diste en mí el beso de judas, Me vendiste la idea de amar 
y luego cada sentimiento traicionaste, 
Sentí la crucifixión por ese inmenso dolor, 
Mire al cielo y dije:
Perdónala señor, no sabe lo que hace.

Sentí morir, pero en mi revivió esa fuerza que me impulsa a seguir,
Aquella que me dice que no todo está perdido, 
Que me esperan cosas buenas, que mi destino no está escrito. 

Comentarios2

  • bambam

    A la mejor ese es tu destino, amigo Javi
    saludos
    bambam

  • Christian Vivar

    El destino, el sino un gran misterio el aura...Me gustó tu poema,un abrazo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.