hudaper

Juan Francisco

 

Te llevaron una mañana maya de frío lacerante

de lóbrego dilema envolvieron tu destino,

noches sin estrellas, mañanas sin sol.

 

Las aves asesinas con garras de metal humeante

te atropellaron en atroz padecimiento,

rompieron jóvenes lozanos sueños de cristal,

más no quebraron tu voluntad cristiana militante.

 

De Susurros, lamentos y baladros clandestinos,

fuiste padeciente y testigo, al que te empujaron

las aves asesinas con ropajes de verde fajina.

 

Los sórdidos muros de la vergüenza nada dicen,

solo escuchan los rumores del gran río pardo,

al que te lanzaron inocente, candido, honesto

águilas metálicas expeditas en infausto vuelo.

 

Cuando la certidumbre regresó al calendario;

el sol , al alba y los luceros  a la aurora.

 

Te encontramos en la historia y en el mármol,

a orillas del estuario del viejo río  deslucido.

 

En el viento que sopla suave, te hallamos y

en el jovial murmullo de los jóvenes, te oímos.

 

Desde el muro de la memoria avergonzada

recogimos  trozos de recuerdos gratos :

tu espigada figura, tu cabello ensortijado,

tu voz suave  y pausada, tu palabra amable,

tus ideales indelebles, tu fe profunda esperanzada.

 

¡¡¡ Juan Francisco  vives entre nosotros !!!!

En memoria y homenaje a Juan Francisco Blatón: Detenido y desaparecido el 28 de mayo de 1976

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Las hermosas letras de tus versos bordan la rima de tu poema amigo Hudaper...
    Yo tambien escribo en Poemas del Alma...
    Saludos de afecto y amistad de Críspulo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.