Oscar Perez

Me rindo

Me rindo

 

Me rindo, no me voy a ningún lado,

me quedo atardecer con tu memoria de los mártires,

me quedo, corazón, con la ciudad de la injusticia,

me quedo, ojo mayor, con el delirio de ser libre.

Hay miles como yo, qué tal si alguna tarde

nos vemos en la plaza de los sueños no olvidados,

nos vamos por las calles reventando hipocresías

y hacemos del amor una verdad que una vez gane.

No quiero porvenir ni en el exilio de la luna,

ni el rincón de los cuadernos de quien cual yo quemó sus ojos.

Prefiero este lugar, esta inmundicia por lavarse,

este esplendor de ser igual a todos los que oprimes,

y sin embargo, allí, ser, mercader, otro que entiende

que la propia dignidad no es sino el sol que nadie pudre.

Hoy vi a esa mujer que pese a un sueldo mísero sonríe,

hoy sé que existe el pan, porque ya más hambre que ninguno

habrás de ver si también vienes al molino cada día.

Alzo los brazos para ti, para que sepas

que aquí me rindo yo, para que entiendas

que aquí parte el nosotros y que es la luz

la que venciendo va la oscuridad en que habitamos.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

27 01 14



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.