Logoterapeuta

EL QUIERÓMETRO... Logoterapia de la medida del amor

-          Y dime Logo, ¿qué es ese aparato que gira y gira

Cada vez que yo te increpo

Acerca de mi perfecto

Amado y querido esposo?

Se mueve o me hace un gesto

 

-          Ah, mujer, es un quierómetro

-          ¿Un querer qué?

-          Un quierómetro, algo así como un termómetro

Del querer, un medidor,

Que cuando llega el cliente dudoso de su consorte

Se lo ponemos y entonces

Empieza a decir el cuanto

Su pareja lo quiere tanto

Lo mismito que un reloj

Cuando preguntas la hora

Y dice las siete y cuarto

 

-          ¿Y cómo funciona, Logo?

¿Puedes probarlo conmigo?

-          No es un juego. Es delicado

puede develarte cosas

que tú nunca habrías pensado

 

-          ¿Cosas como qué? A ver

-          Cosas del querer. Del cariño

(Reflexionando) Si. Del querer, del alma

Y puede hacer de tu calma

Todo un trance o un martirio

 

-          Pero bueno, dime algo. Al menos como funciones

Mira pues, ¿cuántos suspiros suspiras por tu pareja?

-          Bueno, ya no tantos, creo que son dos o uno o ninguno

Ay mi Dios, se movió el bicho, y marcó sólo un puntico

-          Si, ese es el quierómetro. Va marcando los indicios

 

-          Y dime, cuantos besitos últimamente le has dado

-          Ay mi Logo, que pregunta. Ummm,… el lunes pues, incontables

Tantos que no pude más.

Pero mira, solo marca debajo de la mitad

 

-          Claro mi niña, no es sólo el beso de la pasión

Hay besos que son de amor y se dan de corazón

 

-          ¿Y lo celas? Presientes, si hay cerca alguna amenaza

 

-          No mi Logo, ya pasó ese tiempo en que corría

Y a cualquiera hora del día, le daba su pescozón

Si miraba de refilón a quien servía el café

O si volteaba también, nada a mi se me escapaba

Pero ahora no, loguito, mi antena no capta nada

 

-          Por eso mira la suma, del quierómetro mi amor

No marca nada pa´rriba, sólo pa´bajo y no más

No te entristezcas, te dije, que esto no es juego ni broma

Le revuelve a la persona, el pasado y el presente

Lo pone a ver el futuro, lo pone a ver de costado

Y si no tomas en serio el poco tiempo que queda

Te quedas sin tu pareja aunque la tengas al lado

 

Estás a tiempo, reacciona. Recupera a quien te ama

El quierómetro mide por la cantidad de celos

Siempre que no sean dañinos, ni enfermizos,

Por hechizos,

por miradas y te quieros

Por palabras silenciosas, acompañadas de rosas

Por besitos, chiquiticos, que te hacen sentir querida

Y sanan cualquier herida que pudo ser caprichosa

 

-          Ay, mi logo. La rutina, me había hecho olvidar la vida

Me voy ahorita a casa. Botaré el televisor.

Ya no veré la novela, que me acompañe al teatro

Le prohibiré el béisbol, lo acompañaré al estadium

Y me pondré el camisón, que me hace ver más bonita

El domingo haré sopita. Saldremos a caminar

Porque el futuro es ahorita. Ya no hay tiempo que esperar.


todos los quierómetros reservados.

logoterpiadelamedida@delamor.coñ

Comentarios3

  • Maria Hodunok.

    Un enorme plcer conocerte, me encantó tu poema, entre cómico y muy real, no se que mas decir, desde hoy te leeré siempre. ¿no podrías traer ese aparato a la Argentina? somos tantos los locos aqui, gracias por hacernos divertir.

    CARIÑITOS.

    • Logoterapeuta

      Hola.. gracias, en Argentina lo hay, muy parecido realmente, pero ninguno como el que tenemos en el Consultorio... Vé y allí te lo probamos... Pero no respondemos por lo que revele...

    • alba m

      Que bueno, que bueno. Me encantó el poema. Saludos...

      • Logoterapeuta

        Bueno, gracias mil. Estaremos revisando tus informes..

      • Coty

        Simpático el quierómetro y el quierometrista muy atinado con la prescripción.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.