Rabasirg

Asqueada de la Humanidad.

Me siento tan asqueada,
tan decepcionada 
tan .... No se.


La Raza a la que pertenezco, 
(la humanidad)
no es lo que debería ser.
somos malvados
egoístas, estúpidos.


Algunos pretendemos engañarnos 
juramos que somos buenos 
pero no terminamos de decirlo
cuando ya nos estamos fallando a nosotros mismos.


por que (NOS) Odiamos?
Por que (NOS) Destruimos?


por que hay quienes son capaces 
de envenenar a sus propios hijos
hermanos y madres con tanta droga, 
con alcohol, con humo?


Por que nos aniquilamos entre hermanos,
peleando por la única tierra que contamos?
por que privamos a nuestros herederos 
de un mundo mejor?


por que nos dejamos por herencia 
MAS maldad cada vez, menos vida
escasees de compasión, de fe
de nobleza, de amabilidad, de AMOR


Tengo tanto miedo.
Me dan ataques de desesperación
no se que hacer
solo ruego que todo esto sea un mal sueno
Quiero despertar!!!


Quiero sentir que vivir en este lugar,
en este momento, no es tan malo.
quiero no sentir miedo, 
dolor, desesperanza, asco,
de esos videos de narcotraficantes desollando, 
decapitando, torturando.
de gobiernos haciendo guerras 
de religiones robando y abusando de la fe
de la inexistencia de justicia 
de la hambruna
de las enfermedades
de la hipocresía
de la falsa y doble moral
........  

 

 

By: RabaSirg
© copyright 
All Rights Reserved

 

 

 

Comentarios1

  • mario mena mena

    Bueno, es un poema que plantea muchas preguntas, complejas y de riesgosa respuesta; pero por las que la poeta tiene que atravesar un proceso de búsqueda para construir vivencialmente las respuestas.

    A la primera impresión parece un gran fuego, al cual no basta con echarle un poco de arena, sino que se debe llamar a los bomberos con urgencia; así que me pongo mi traje de apagafuegos, y te propongo algunas explicaciones que me han resultado, también, de un proceso de preguntar y repreguntar, y en esa medida no son la repetición de alguna ideología filosófica o religiosa aprendida - lo cual no las descalifica por serlo - , pero aclaro que están probadas en el yunque y la forja de la vida. Veamos:

    1. Somos malos por naturaleza, una especie de cruce de ángel y lobo.

    2. Tenemos un ansía de eternidad, nos sabemos más de lo que realmente somos y podemos.

    3. La maldad a la que podemos llegar no tiene fondo.

    4. Tenemos techo, aún en nuestros más altos anhelos de bondad y santidad.

    5. Por más que lo neguemos o quisiéramos que no exista, somos capaces de traicionar nuestras propias promesas, deseos y propósitos de ser mejores.

    6. La gran mayoría tenemos una nostalgía de eternidad, nos sabemos o deseamos trascendentes, Dios no nos resulta extraño, incluso nos parece muy normal que no haya mejor formar de tratarlo que como "Padre", esto podría ser pedante de nuestra parte, ....pero no, en realidad es sublime.

    7. El Mal existe querida, y el crimen, la mentira, las traiciones, el daño del ambiente, la corrupción, las esperanzas pisoteadas, nuestros propios pecados, no son nada más que meras expresiones y aplicaciones de una sóla y única fuente: un mal inteligente y perverso, organizado y con una intensionalidad de largo plazo, que aparte de moverse en la inmunda tiniebla, también anida en el corazón humano, viene con nuestro nacimiento, y nos acompañará hasta el último día.

    8. Este mal no tiene cura, cuando llega a desarrollarse en el alma humana, aqui los psicológos tiene una gran fuente de trabajo, pero quién los cura a ellos, las cárceles se llenan, y por todos los rincones se sufre.

    9. El mundo no lo rige la justicia, la bondad, la libertad ni la verdad; en realidad pasamos día a día entre la aspiración a estos nobles principios y nuestras propias contradicciones individuales y colectivas a estas luminosas antorchas para avanzar en medio de nuestra gran noche.

    10. Pero, en fin esta es nuestra raza, no hay un lugar donde podamos ponernos una renuncia a nosotros mismos, no hay forma de arrancar uno mismo por uno mismo, el lobo del hombre (Lee Los Motivos del Lobo, de Rubén Darío); así somos, soñamos con el cielo, y quisiéramos ver a Dios cara a cara y darle un gran abrazo, pero también lo traicionamos un montón de veces al día; miramos a lo lejos el paraiso, pero vivimos en la vecindad de la inmundicia.

    11. Entonces ¿qué hacemos?, ¿nos sentamos a llorar? ¿Nos abandonamos?

    12. No, a partir de esa visión negativa y realista, se abre un camino de esperanza, y positivo - también realista-, es asumir que sólo Dios puede ser nuestro modelo, sólo a él podemos seguir, no hay líder masculino o femenino que no nos pueda decepcionar -somos hombres -. El nos llama a seguirle, aplicando los grandes principios del amor, la justicia, la libertad, la fe y la verdad.
    No hay nada mágico que nos pueda convertir en algo nuevo de repente, pienso que ni Dios mismo nos puede quitar lo malo que seamos; El nos apoyará si definitivamente estamos dispuesto a seguirle, no nos abandonará si caemos y metemos la pata, pero lo fundamental es que querramos hacerlo, que comprometamos toda nuestra voluntad con hacer el bien en todas sus expresiones, un bien prudente, inteligente, que crezca, que se desarrolle en sabiduría.

    Sólo podemos ser mejores si lo hacemos, nada nos va a cambiar mágicamente, Jesús mismos nos convoca a la acción cuando dice "sígueme", es decir levántese, deje de hacer lo aque está haciendo, salga de dónde está, con quiénes está y camine, actué, múevase, piense, decida, eliga, construya, haga, sin reclamos, pase lo que pase; no nos invita a tener un éxito total, a que las cosas sean un jardín de rosas, nunca promete que no tendremos problemas, ni a que gobernaremos plenamente nuestra caída naturaleza, pero sí tenemos seguro que si le seguimos, conforme se avance en ese camino, definitivamente iremos acumulando éxitos, adquiriendo conocimiento, sabiduría, y acumulando experiencia, en su presencia y su esencia (nada más y nada menos), y por cierto, no es un seguirle con las manos libres, es con la cruz a cuestas, pero esto es mucho mejor que caminar sin rumbo, en medio de la desesperanza, sin El, sin explicación, sin fe, con miedo, y decepcionado del hombre.

    13. Está la vida y el ser humano grandioso que quisiéramos lograr, y está lo que realmente se logra con los recursos y avances posibles en el momento actual, o incluso lo que podamos ser al término de nuestra propia vida. Entre uno y otro extremo estaremos siempre en una gran lucha, pero que esa lucha no nos haga desfallecer, démonos a ella, dando lo mucho o lo poco que podamos, y lograremos de ello lo que corresponda, y así vamos dando pasitos en el camino de lo correcto, de la satisfacción; si llegáremos a alcanzar la cúspide de las aspiraciones que tenemos para con nosotros mismos, grandioso, pero sí no, pues entonces que logremos todo lo que se pueda, y que resulte de un esfuerzo contínuo, en el que tampoco nos estemos culpando y maltrando a nosotros mismos: tenemos que amarnos, tenernos cariño, cuidarnos, chinearnos - así decimos los costarricenses - a tratarse bonito, sabiendo que no importa el camino falte, sino lo que no hayamos logrado, y que sí importan y debemos disfrutar todos los pequeños triunfos que alcancemos en este avance, en honor al Unico que merece nuestra esperanza.

    Vamos amiga, igual que todo ser humano, hombre y mujer de todos los paises y los tiempos, eres maravillosa, y Dios nos ama profundamente, si le llamas nunca te dejará - eso sí te lo puedo asegurar - sólo que nos entrega la responsabilidad de comportarnos cómo un hijo o hija suya, y si no lo hacemos, pues desde luego que la vamos a pasar muy feo.

    Dos abrazos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.