RRomero

Mi sol

Buenas noches cabello amarillo

aroma a manzanilla

porque te encanta que brille.

No te alejes de las sábanas

que con toga pareces una Diosa.

Acariciame con tus pies descalzos

tu piel con lino se compara.

No dejemos de mirarnos

tus ojos ya me transportaron

a un arco iris muy lejano.

Esa respiración palpitante

tibia entra por mi boca

una octava más arriba

gimes aguda una bella nota.

Ya ha llegado el éxtasis, ¿lista?

tu cadera no se controla

tiemblas, por primera vez sin miedo

el orgasmo va y viene como una ola

(es la ley del ritmo)

Abre tus ojos cabello amarillo

-ya amaneció hermosa-

empezamos de nuevo y no en prosa

que aún en tus ojos

no se ha apagado el brillo.

Comentarios1

  • Ayelén

    Muy original... saluditos ayelén.

    • RRomero

      Gracias Ayelén



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.