taniaazul

solia no comprender a los envidiosos...

Solía no comprender a los envidiosos, hasta que me volví uno de ellos…

Envidio a los que aman y a los que son amados… y aún más envidio a los amores correspondidos…

Envidio a los que olvida, sobre todo a los que olvidan rápidamente… envidio a los que no anhelan a los pobres de espíritu; porque para ellos esforzarse no vale la  pena, ni pierden energía en ello…

Envidio a los que se dejan vencer, a los que se resignan, porque no se esmeran como yo en luchar por alcanzar algo que tal vez nunca tengan…

 

Envidio a la gente vana, que encuentra en su vanidad su razón de ser… ellos no rompen su mente en intentos infructuosos de descifrarse y tratar de comprenderse…

Envidio a los que se sacrifican, los que suelen olvidarse a sí mismos porque otro más sea feliz… los envidio porque yo aún no he logrado hacerlo.

Comentarios4

  • Christian Vivar

    Me gustó como utilizaste la nostalgia para la elaboración de esas preciosas líneas.. Un abrazo!

    • taniaazul

      :) gracias...siempre es lindo que alguien te lea. bendiciones

    • El Hombre de la Rosa

      La esperanza de la poesía se basa en el ingenio de todos los poetas y poetisas que sepan escribir sus pensamientos...
      Un placer poder leer tus bellas letras amiga Taniaazul...
      Un saludo fraternal de amistad de Críspulo...

      • taniaazul

        el placer es mio, al recibir tan lindos comentarios de su parte :) gracias .

      • colombiana

        no creas, ellos recibirán su recompensa, y aunque creamos que sufren menos, no es así, pero si se trata de sacar buenas letras e inspirarnos pues vale la pena hablar de ellos .


        cordial saludo


        colombiana

        • taniaazul

          se que la envidia no es algo digno de elogiar... pero a veces es cansado ser tan espiritual y emocional... sobre todo cuando el mundo no nos corresponde en ello... gracias por tu comentario :) bendiciones.

        • joaquin Méndez

          Muy lindo poema amiga.
          Abrazo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.