Henry V

A veces un silencio


El silencio de Dios es el germen de la fe y la anarquía


El silencio del rey es el principio de la sublevación


El silencio del gobernante es el reflejo de la vergüenza


El silencio del pueblo es el síntoma de la opresión o la crueldad


El silencio del artista representa  la indignación


El silencio del hombre es el principio de la ausencia de sí mismo, del desconocimiento del otro


El silencio de la magia es su propia sangre en la espada de la enajenación mecánica


El silencio de la mujer es invocación a la justicia primordial


El silencio de la fauna es el miedo a las armas


El silencio de la flora es la palabra inalcanzable para el mundo que no puede guardar silencio.




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.