Ludvaldo

SEGUNDO SONETO A MIGUÉLEZ

Has echado, Miguélez, tantos tragos

de las castalias aguas parnasianas

que más no las bebieron ni sus ranas,

cual muestran de tus tripas los estragos,

 

que compensan, sin duda, nunca amagos

sino los claros hechos con que ganas

arrobas de laurel, acaso vanas

mas gratas, pues nos placen los halagos.

 

León jamás ha visto, ni Castilla,

un vate que en sus tierras se te iguale,

un bardo que tamaña maravilla

 

alcance, pues tu musa sobresale

en todas las Españas, y le vale

honor y fama eternos a Matilla.

 

Osvaldo de Luis.

Comentarios4

  • Ludvaldo

    Ahora tengo yo el testigo:
    me gusta saber que gustas
    de las enconadas justas
    poéticas, caro amigo.

    Sabe, bardo de Matilla,
    que si presumes de bardo,
    yo -modestia aparte- fardo
    de bordar la redondilla.

    Te juro que no te miento,
    que a la verdad no hago mofa,
    si digo que de esa estrofa
    en un día escribo ciento.

    Y si me empeño hago miles,
    pues es mi pluma más rauda
    que en sus tiempos Niki Lauda
    (para chulos, los Madriles).

    El codo en el muslo hinco
    imitando a la figura
    de Rodin, y con soltura
    he llegado ya a las cinco.

    Un abrazo, mi admirado amigo.

    Osvaldo de Luis.

  • El Hombre de la Rosa

    Un placer pasar por tus bellas letras amigo Ludvaldo...
    Saludos y amistad...
    Críspulo el de la Rosa...

  • Raúl Daniel

    Felicitaciones a los dos!!!
    Raúl Daniel

  • Coty

    A mí me parece duelo de Titanes, porque los dos son magníficos, según leo.

    • Ludvaldo

      Muchas gracias por la parte que me toca, Cotita.
      Un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.