Estela Kobs

El sapo, la rana ( y algo más)

 


-¿La rana es la esposa del sapo mamá?

Princesa! ¿Cuál rana y cuál sapo?.

-¿Me preguntas como si me preguntaras;

la mujer es la esposa del varón?.

Ah pues,

no quiero acabar con tu fantasía

ni la mía, niña de mi vida

sobre todo porque,

a mí también,

me gusta imaginar

que conozco a una rana

que enamorada está,

de un sapo gris oscuro

que todas las madrugadas ,

viene a cantarle en su ventana.

Si tu pregunta fuera

¿La rana y el sapo, son anfibios mamá?

te respondería Princesa

con absoluta certeza: si lo son,

y no te andaría diciendo

que al sapo aquel,

espera en su charco, muy enojada

una hembra igual que él,

y que don rana

con su escopeta vigilante está

para cuidar a su rana

que por poco se le va.

Entonces mejor te respondo

ay Princesa, no lo sé,

ya que en este mundo

y cuando de amores se trata

todo puede ser.

Te preguntaba mamá

porque el sapo aquel,

gris oscuro,

hace noches que viene a mi ventana

y canta tan bien.

Pero, casi muero mamá

porque hoy vino una rana

a preguntar por él

y escuche que le dijo a la nana

quiero hablar con el Rey.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Especialmente amena hermosa y gratificante ha sido la lectura de tus geniales letras amiga Estela
    Abrazos de amistad desde Torrelavega
    Críspulo el de la Rosa

    • Estela Kobs

      Torrelavega! Qué lindo y lejano suena desde estos lares! Gracias poeta, saludos sudamericanos, calurosos por estos días :)



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.