ldeluis

El maestro y el Ladrón.

Estaban, maestro y discípulos, caminando por una carretera que cortaba un frondoso bosque, cuando surge un asaltante de caminos a través de los árboles.

—Dadme todo lo que lleváis —pronunció el asaltante—, pillando a todos por sorpresa.

—Lo siento —dijo el maestro—, solo tenemos algunas piezas de frutas que podemos compartir contigo.

—No, quiero dinero —exasperó el asaltante—, pero eso también me servirá.

—Puedes llevarlas todas —consintió el maestro—, pero permíteme que te haga una pregunta: no crees que es pecado lo que estás haciendo?

—Sí, todos los maestros sois iguales: se piensan que con palabras se alimenta una familia, bah! —exclamó el asaltante.

—Y si es un pecado —continuó el maestro—, debes estar preparado para asumir las consecuencias.

—Eso no me preocupa, porque robo para alimentar a mi familia. —dijo el asaltante—.

—Puede que no te preocupe a ti —dijo el maestro—, pero preocupará a tu familia que tenga que compartir el pecado contigo? —inquirió el maestro—.

—Pues claro que no les importa —afirmó el asaltante—.

—Yo no estaría tan seguro —dijo el maestro—: por qué no les preguntas?

—Sí, lo haré, pero mientras lo hago dejaré a unos amigos aquí.

Y se fue el asaltante a su casa a preguntar a su mujer e hijos sobre si les gustaría compartir su pecado así como compartían su comida.

Al volver, el asaltante se tira inmediatamente a los pies del maestro y le dice:

—Gracias querido maestro, me has abierto los ojos, ni mi mujer ni mis hijos aceptan compartir mis pecados, sino solo la comida, que lo que hago para mantenerlos es problema mío.

«Lo siento, pareces ser un buen maestro, déjame seguir tus enseñanzas. He cometido muchos pecados, dime qué hacer ahora.

—Sí, has cometido muchos pecados, y ahora debes purgarlos todos! —dijo el maestro—.

Y así empezó aquél nuevo discípulo que luego se convertiría en sabio…

Comentarios6

  • EVA ROJAS

    Los motivos no justifican los medios, muy chulo el cuento, un abrazo

    • ldeluis

      Querida amiga Eva, gracias por el cariño.
      un abrazo,

      Luigi

    • Ayelén

      Gracias por tus hermosas letras, querido amigo. Saluditos desde mi alma. Ayelén.

      • ldeluis

        Querida amiga, gracias a ti, siempre.
        un abrazo

        Luigi

      • kavanarudén

        Mi querido poeta.
        Inspiraciòn pura destila por tu pluma querido poeta.
        Mucha ensenanza hay en tu cuento amigo.
        Mil bendiciones.

        Kavi

        • ldeluis

          Querido amigo Omar, amo la poesía, es cierto, pero no soy poeta. Amo escribir pero no soy escritor. Amo a la vida, e por los amigos, intento ser lo que soy...un amigo que escribe.
          un abrazo

          Luigi

        • El Hombre de la Rosa

          Especialmente amena y gratificante ha sido la lectura de tus geniales letras amigo Ideluis
          Abrazos de amistad desde Torrelavega
          Críspulo el de la Rosa

          • ldeluis

            Querido amigo Crispulo, es un placer muy grande recibir tu abrazo y más, tu consideración.
            Tienes la mía también...
            un abrazo,

            Luigi

          • el poeta del abismo

            Una gran reflexion que conmueve el alma.
            Me gusto
            Saludos de amistad

            • ldeluis

              Querido amigo poeta, muchas gracias con igual conmoción.
              un abrazo,

              Luigi

            • ldeluis

              Querido amigo Silans, esto es una leyenda, pero claro, las leyendas también tienen su fondo de verdad. Muchas gracias!
              un abrazo,

              Luigi



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.