Carola Mayo

tu fantasía, mi recuerdo

si todo comienza con una mirada

que recorre el ritmo de una caricia,

de una mano sudada. 

cuando la fantasía se logra

a partir de un beso sobre la parte 

más alta de la espalda.

cuando se deslizan temblorosas las palmas

y se desliza sin prisa, con calma

la mano, despojando todo aquello

que interrumpa el acariciar,

el sentir tan ardiente piel.

cuando se comienzan  a calentar

las yemas de los fogosos dedos,

ardiendo de pasión, sedientos,,,

buscan apagarse con el jugo prohíbido,

que surge desde lo más profundo del ser, impensable...

sabroso encuentro entre las pieles, las carnes

que se desarman al entregarse,

al frotarse uno con el otro....

cuando, a pesar de que no haya aliento,

se contunúa acelerando los pulsos, 

cuando sentis que la sangre explota

y lo sentis llegar, pero no viene

y ansías con terminar y no llega,

cuando los gritos desesperados

acelerados los ccrazones, el cuerpo tenso,

cada sexo en dura posición,

ahí es donde se encuentra el cobijo,

en el pecho del otro, en el aspirar su olvido

ahí es donde quisiera estar

por siempre vivo.

Comentarios2

  • alondra quezada

    buenos versos!

  • El Hombre de la Rosa

    Una maravilla leer tus gratificantes letras amiga Carola Mayo
    Críspulo el de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.