Neptuno

“El príncipe azul y su damisela blanca”

El príncipe azul y la damisela blanca, una pareja muy sofisticada, la más famosa de toda la realeza,   su relación armónica cautivaba a los espectadores quienes admiraban su reciprocidad incondicional.


El origen de esta pareja es todo un misterio, algunos suponen que ella se dejó atrapar por la belleza de él (gravedad). Otros afirman que ella es, en esencia, parte de él mismo (teoría del gran impacto), como fuese el caso la dinámica de esta relación era perfecta.


Ella visitaba a su príncipe en su castillo, en aquellas noches oscuras, brindándole así la luminosidad que él necesitaba (Luna llena). Y en aquellas noches donde ella se ausentaba (Luna nueva),  él entraba en una profunda melancolía.


El príncipe azul y la damisela blanca habían vivido una relación a escondidas y él se preguntaba por qué aún ella no aceptaba casarse con él (misterio del universo).


Un día cuando el príncipe descansaba en su castillo sintió la presencia de su dama y asomó entusiasmado a su ventana, se llevó una desagradable sorpresa… ¡Su dama era casada!


La presencia de su dama lo llenó de emoción, pero él podía ver el anillo (eclipse total de Sol), nada menos que con un rey el más poderoso de toda la realeza.


Pero el príncipe estaba enamorado, se hizo de los ojos ciegos, cerró su ventana y continuó la relación clandestina, su damisela blanca lo visitaba todas las noches mientras en el día ella permanecía con su rey, un caballero imponente de traje de oro y cabellos dorados (Trinidad de amor).

Comentarios1

  • lemos maximiliano

    muy original! el titulo me engaño, esperaba otra cosa! y realmente me sorprendio! un gusto pasar a leerte! saludos!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.