RICARDO ALVAREZ

EN UN VAPOR DE CARICIAS

 

Estas aguas rojizas son marea de fuego

que superan nuestra dimensión lacustre

en un vapor de caricias se confunden

nuestros cuerpos.

 

Somos huracán de temblores

que se proyectan en espuma de gozo.

creciente.

 

Las lenguas diseñan nuevas anatomías y

en las manos son brújulas sin control

perdidas en el trazo de los polos,

marcando ignorados atajos

de arenas y sales/

 

Del brusco hambre hundo en tus oquedades

dentelladas que golpean en las rocas

de mi pecho,

estalla flujo morado de ocales/

 

La ribera del lecho es una catarata.

Precipicio de acantilado.

Nos colgamos con manos de vértigo explosivo

en la senda del eco que memoriza el gemido/

.

En estas islas de suelo helado

descongelamos hasta el último pedazo,

unimos nuestros archipiélagos de humo

con el descontrol de la llama en tumulto/

.

Los ojos cubiertos de templado rocío

inmolando el cuerpo del lirio/

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Un grato placer leer tus hermosas letras preciado amigo...
    Saludos españoles de amistad...
    Críspulo el de la Rosa...

    • RICARDO ALVAREZ

      mi gratitud críspulo. saludos de amistad



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.