Rosa Baladron Rodriguez

JUNTO AL RIN

Mudos se quedan

los labios, oh Rin

después de mirar

tu color triste y gris.

 

Tanta hermosura

jamás pude imaginar.

Entre valles,

montañas y curvas,

tus armoniosas

aguas profundas,

cuántas historias ocultan.

 

Pueblos tan bellos y antiguos,

como tus gloriosos castillos,

parecen salidos

de un mágico invento,

de un hermoso cuento.

 

Cosa igual jamás podrá,

regalar a mis ojos

tanta belleza.

Al contemplar tu misterio

siento emoción hasta llorar.

 

Mi alma reposa en paz,

ante tu serenidad.

Dentro de mi corazón estás;

somos el mismo espíritu unido

eternamente rejuvenecido.

 

Oh Rin, junto a ti,

después de contemplarte

yo me quisiera morir. Si,

quisiera cerrar los ojos

esta noche,

y sumergirme dentro de ti.

Comentarios3

  • Christian Vivar

    Supiste transmitir tanta serenidad con esas letras que me encantó. Un abrazo Rosa.!

    • Rosa Baladron Rodriguez

      Gracias Christian por tu apreciado comentario.
      Un abrazo.
      Rosa.

    • El Hombre de la Rosa

      Un grato placer leer tus hermosas letras sobre la naturaleza amiga...
      Saludos españoles de amistad...
      Críspulo el de la Rosa...

      • Rosa Baladron Rodriguez

        Gracias Críspulo, por sus palabras tan alentadoras.
        Un abrazo amigo.
        Rosa.

      • Ayelén

        Muy bonito tu poema, saluditos. Ayelén.

        • Rosa Baladron Rodriguez

          Muchas gracias Ayelén por tu grato comentario.
          Un abrazo. Rosa.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.