juan maria

CASITA ADIOS

La barca se aleja de mi casita del ribazo,

con el silencioso volar de la mariposa,

y el mudo aroma de la rosa fraganciosa,

y es mi último adiós el agitarse de mi brazo.


Ya no serán mías las bucolicas ondas,

que en las siestas perezosas rodaban,

nacidas del caer de un pétalo y se apagaban,

o surgían en la magia de insonoras volandas.


Con mi triste lagrima la vi por última vez,

en el recodo de mi nostalgico río...

a mi pequeña casita que saludaba con altivez.


Adiós casita del río, quiero morir, quiero dormir...

la mariposa y la rosa lo saben...

mi corazón ya no quiere seguir.

..................................................

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una soberbia muestra de tu genial soneto amigo Juan María
    Saludos y amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.